© DCS para Primavera Andaluza

Asociación Primavera Andaluza. 2012-2017

E-mail: primaveraandaluza@gmail.com

Web: primaveraandaluza.com

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • YouTube Social  Icon
  • Google+ Basic Square

En estos momentos tan convulsos de nuestra historia, donde el desprestigio de lo público y de las instituciones es tan palpable por parte de la ciudadanía, parece lógico que desde los movimientos sociales se produzcan propuestas para la regeneración de la vida y la convivencia pública. Por ello, y con el convencimiento de que es necesaria esta regeneración democrática, es imprescindible aprovechar todas las oportunidades que se nos presentan para conseguir reafirmar los derechos sociales. El juez cordobés José Castro Aragón, ha conseguido dignificar uno de los pilares de la democracia como es la Justicia.

 

Su labor como Juez de la Magistratura de Trabajo en sus comienzos y su posterior desempeño en asuntos de tanta trascendencia, como el asunto del expresidente balear Jaume Matas y en estos últimos años en el caso Noos, con las implicaciones de miembros de la institución monárquica es un éxito de la independencia del Poder Judicial. Algo que es necesario resaltar al comprobarse la presión que han ejercido sobre él desde la Fiscalía de Baleares.

 

La separación de poderes en el estado moderno y democrático es uno de los fundamentos de nuestra sociedad y cualquier amenaza a esta separación es una vulneración del pacto social realizado por todos sus integrantes. Esta separación reposa en buena parte en la independencia judicial de la cual ha hecho gala el juez José Castro Aragón no cediendo ni a la presión mediática de los sectores más reaccionarios de nuestro país ni a las presiones iniciadas por la propia Audiencia Balear y la posible intervención de la fiscalía y la Abogacía del Estado que podría socavar esta independencia.

 

A ojos de una parte importante de la ciudadanía su trabajo como Juez que trata a todo el mundo por igual es un ejemplo de cómo tenemos que regenerar la vida política y social en Andalucía y en España. La desigualdad que se extiende a pasos agigantados en estos últimos años, con un aumento exponencial de la pobreza severa, con un paro brutal que deja a millones de ciudadanos en una situación de vulnerabilidad económica y social necesita símbolos de lucha por la igualdad, y el juez José Castro es hoy en día, un símbolo que enorgullece a los andaluces y a las andaluzas honrados y comprometidos.